Sintoniza en directo la Beatificación de Lolo

Sintoniza en directo la Beatificación de Lolo
PRÓXIMO SÁBADO DÍA 12 DE JUNIO 19:30 horas

Tiempo Ordinario

Tiempo Ordinario
El Tiempo Ordinario tiene su gracia particular que hay que pedir a Dios y buscarla con toda la ilusión de nuestra vida: así como en este Tiempo Ordinario vemos a un Cristo ya maduro, responsable ante la misión que le encomendó su Padre, le vemos crecer en edad, sabiduría y gracia delante de Dios su Padre y de los hombres, le vemos ir y venir, desvivirse por cumplir la Voluntad de su Padre, brindarse a los hombres…así también nosotros en el Tiempo Ordinario debemos buscar crecer y madurar nuestra fe.

Visita tambien...

Pascua

Pascua

“Alegraos” (Mt 28,9)

La alegría es la señal de Jesús resucitado. La alegría es la señal de todas las comunidades de Jesús. Donde hay alegría ahí está Jesús. Alégrate. Tu alegría puede ser el sendero que lleve a muchos a encontrar a Jesús.

Tú alegras mi corazón. Canto y toco para ti, Jesús resucitado.

viernes, 2 de abril de 2010

Pascua 2010. LECTURA ó PREGÓN MONICIÓN

Este bello poema de Javier Leoz merece la pena ser recitado en la vigilia de Pascua, al final, y, por supuesto a lo largo de toda la Pascua.

¡NO ESTÁ AQUÍ, HA RESUCITADO!
En aquellos que le buscan y, lejos de cansarse,
lo muestran con su vida y con su testimonio
lo aceptan y, además, lo pregonan ante la incredulidad de muchos.
Vive, en aquellos que, lejos de confundirlo con un cualquiera,
saben que, Jesús, no es ningún hortelano que se entretiene
en huertos o campos que, escasamente, dan frutos en la vida.

¡NO ESTÁ AQUÍ! ¡HA RESUCITADO!
En las personas que, como El, se acercan al pobre
En las mujeres que, como El, dan lo mejor de sí mismas
En los niños que, como El, saben abrir el corazón
En los jóvenes que, como El, brindan sus fuerzas,
ingenio e ideas, tiempo o manos a favor de su Reino

¡NO ESTÁ AQUÍ! ¡HA RESUCITADO!
Y, porque ha resucitado, nosotros estamos vivos
Llamados a la alegría y al gozo compartido
A no bajar la guardia y, mucho menos, a caer en el pesimismo
Y es que, hermanos, tenemos mucho que hacer
El mundo, necesita recuperar la alegría cristiana
Nada ni nadie, puede empañar la explosión de la Pascua
¡Cristo, ha resucitado y nos da vida!
Cristo, ha vuelto para devolvernos vida y en abundancia
Cristo, dinamita las losas y las cavernas de la muerte
y, muchos, nos empeñamos en estar sometidos a ella

¡NO ESTÁ AQUÍ! ¡HA RESUCITADO!
Vamos a buscarlo en la dirección adecuada,
sin nos detenernos en caminos equivocados
en laberintos que conducen hacia el absurdo o la desesperanza
A Cristo hay que buscarlo y encontrarlo con la brújula de la fe
Guiados por la esperanza y sostenidos por sus promesas
Viviendo y compartiendo sueños e inquietudes celestiales
Comprometiéndonos en su nombre, aquí y ahora
en las causas que, la humanidad doliente,
es clavada y asaeteada por injusticias y dolores abundantes
Miremos hacia el cielo, nos asomemos al sepulcro vacío
pero sabiendo y asombrándonos de que, Cristo
está aquí, vivo, operante y activo en medio
de aquellos que creemos, luchamos y anhelamos su venida definitiva
Amén.
Javier Leoz, Pascua 2010

No hay comentarios: